Confesiones De Un Nini

    Hoy, día 20 de agosto de 2017, cumplo medio siglo, y la mitad de todos estos años me la he pasado estudiando, qué triste. 8 años la EGB, 5 años FP, 4 años Ingeniero Técnico Industrial -3 años más un PFC-, 4 años Ingeniero Industrial -2 años, 4º y 5º, que yo hice en 3, más otro PFC-, 2 años estudiando inglés, un año estudiando un Experto Universitario en Ingeniería Ferroviaria y otro año estudiando un Executive MBA. Quitando los 6 primeros años de mi vida hasta que entré en la EGB, los otros 19 años restantes, en los que no he estado estudiando,  me los he pasado 13 trabajando, 3 buscando trabajo y 3 haciendo absolutamente nada, haciendo vida de jubilado a los 48 años. Podríamos decir que se me podría definir como lo que ahora se conoce como un “Nini”, en mi caso, un “Ninini”, ya que Ni estudio, Ni trabajo, Ni -ya- busco trabajo.

    Mi etapa de estudio terminó a los 46 años y a esa edad me planté, me dije ¡¡ya no estudio más, ya está bien!!, enough is enough, la empresa que me quiera contratar con mi formación, perfecto, la que considere que me falta más formación, pues mala suerte, yo ya no sigo estudiando. Después de los 46 y ya cuando pensaba que mi formación, que se puede ver aquí, y que mi CV estaba bastante completo aquí lo podéis ver-, que me podría diferenciar de cualquier Ingeniero Industrial, ya que había hecho un par de másteres y sacado el nivel C1 -Advanced- de Inglés, como os comenté aquí; pues a esa edad me puse a ver si me reincorporaba al mercado laboral que fue el que abandoné el día de Nochevieja del año 2009, cuando con 42 años, la última empresa en la que he trabajado decidió amortizar mi puesto de trabajo.

    Me tiré 2 años enteritos buscando trabajo, de los 46 a los 48, y si bien el resultado en número de entrevistas no fue mal, si tenemos en cuenta que ya llevaba entre 4 y 6 años sin trabajar y que me iba acercando a los 50 años, la verdad es que ya no conseguí reincorporarme al mercado de trabajo, de ahí que a los 48 me convertí en el Nini que actualmente soy. Hice como unas 20 entrevistas, de las cuales la mitad más o menos eran para puestos de trabajo en América latina u Oriente Medio -Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita-. Yo les explicaba a la empresa que no tenía ningún inconveniente en viajar para el trabajo un porcentaje incluso elevado de mi jornada laboral a cualquier parte del mundo si era necesario,  ya que no tengo ni pareja ni hijos. Que hacer viajes esporádicos de una, dos, tres semanas , un mes, a China, Australia, donde hubiera que ir, que no tenía ningún problema. Pero no era eso lo que me proponían, lo que querían era que me fuera de expatriado a vivir al extranjero, que ellos me pagaban casa y viaje incluso para la familia si la tuviera. Pero yo ya cercano a los 50 años no iba a empezar otra vida en otra parte del mundo. Y las otras entrevistas a las que fui, que no eran para esos sitios, con el avanzar de las mismas, tanto la empresa como yo nos dábamos cuenta que mi perfil no se ajustaba en casi nada a lo que pedían, más allá de buscar un Ingeniero Industrial. La verdad si hubiese querido hubiese tenido trabajo si me hubiese puesto a tiro en las entrevistas, trabajo en América latina u Oriente Medio claro, sitios donde yo no estaba buscando trabajo, es más sólo buscaba trabajo en Málaga. Misión que después de dos años me di cuenta imposible para un Ingeniero Industrial con mi background.

    Ya cuando me conciencié que ya no iba a encontrar trabajo en Málaga, que lo que me esperaba si seguía buscando trabajo era más de lo mismo, me dije:  “muerto el perro se acabó la rabia” y la verdad es que desde entonces como he dicho me dedico a llevar con orgullo mi vida de Nini, me digo a mí mismo que lo intenté y no lo conseguí, que hice al menos lo que todo el mundo recomendaba si te echaban del trabajo ya con más de 40 años, formarse y estudiar idiomas, y que si no se consigue, pues no pasa nada, que no se le pueden pedir peras al olmo. Sobre todo si el olmo es el Nivel de Paro que sigue existiendo en Andalucía y las peras un puesto de trabajo. Aquí podéis ver una evolución de los Niveles de Paro desde 2007 a 2016 y aquí una previsión que hice a principios de año de los que nos espera todavía, que titulé “A 2nd Glimpse of the Spanish Unemployment Rates”, y que nos decía que para la tercera década del siglo XXI se alcanzarán los Niveles de Paro previos a la crisis, o dicho de otra manera, que habremos tardado unos 15 años en recuperarnos de la crisis que empezó a finales de 2007. De momento este próximo octubre se cumplen 10 añitos, ya queda menos.

    Así que vida de Nini me la paso haciendo paseos de jubilado con cincuenta años. El Ayto. de Málaga, a través del IMFE -Instituto Municipal para la Formación y el Empleo- me dio una tarjeta de la EMT cargada con 50 viajes para usar durante un año en los autobuses de Málaga, se supone que es para que los que estamos buscando trabajo no nos cueste el bus si nos tenemos que desplazar por la ciudad a hacer alguna entrevista de trabajo. Yo el poco trabajo que buscaba, lo hacía por Internet, no recorriendo Málaga ni a pie ni motorizado, así que utilizaba la tarjeta para darme paseos en bus cuando me cansaba de andar y tenía que volver a casa. En vez de coger el bus que me llevaba directo a casa, como no tenía nada que hacer en mi casa intentaba retrasar al máximo el tiempo de llegada a casa, así que cogía un autobús y juego a ver cuántos autobuses puedo coger utilizando el trasbordo, es decir que me gaste solo un billete cuando paso la tarjeta por el lector del primer bus. Es un juego apasionante, el tiempo límite es una hora y cada vez hacía más combinaciones. Lo emocionante del caso es ver hasta cuántos autobuses podía coger sin tener que gastar más de un viaje de la tarjeta. Hay rutas muy fáciles como esta: salía de casa, de La paz, iba andando hasta el Carrefour los Patios, ahí cogía el 31 que previo recorrido por Huelin, Avda Juan XXIII, Barriada Los Corazones y Carranque, me llevaba al Centro, y ahí cogía el 3 que me retornaba de nuevo en recorrido directo a mi casa. Pero el otro día hice una variante y casi gano el juego. Fui andando hasta Huelin, ahí en la Iglesia de San Patricio cogí el 31 y me bajé en la Avda. de Andalucía delante de los Jardines de Picasso. Ahí crucé al otro lado de la Avda. y cogí el 11, que me llevó hasta Teatinos, y delante de la Facultad de derecho me bajé. Crucé el Bulevar Louis Pasteur y delante de la Facultad de Filosofía y Letras cogí el 22 que me llevó de nuevo al punto de partida, a La Paz. No gané el juego por poco. El primer autobús lo cogí a las 11:15 h y eran las 12:05 h cuando llegué a la última parada -me quedaban 10 minutos-, y si no gané el juego fue porque mientras me bajaba en frente de Derecho vi en la parada del siguiente autobús que iba a coger un bus que justo en ese momento salía, con lo que tuve que esperar al siguiente que no llegó en esos 10 minutos que me quedaban. Así que gasté dos viajes en la ruta. GAME OVER. INSERT COIN AGAIN.

Advertisements
This entry was posted in Miscellaneous and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Confesiones De Un Nini

  1. Ricardo V says:

    Enrique está hecho un chaval. Yo todavía creo que con tu preparación ..todavía sale un role senior para ti.

    Worst case, enjoy the Nini time

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s