La Respiración Abdominal y La Reformulación Positiva

  Cuando el pasado día de San Valentín os hablé de los diferentes tipos de Currículum Vítae que existen, y para ello desperdigué por el texto algunos eufemismos, en principio sin ton ni son, jamás pensé que poner ahí esos eufemismos iba a ser tan premonitorio.

  Bien es cierto que en la primera charla del Plan Prepara que recibí en noviembre pasado, ya empezaron a cambiarle el nombre a las cosas, al más puro estilo institucional, cuando la monitora lo primero que nos dijo nada más presentarse es que nosotros éramos trabajadores, que también éramos trabajadores, que no somos parados, lo que pasa es que somos trabajadores que no estamos en activo actualmente, pero eso no quiere decir que no fuéramos trabajadores, que quede claro que TODOS SOMOS TRABAJADORES. Lo dijo con tal ahínco que yo no sé si alguno de allí se fue más contento a su casa con ese acto de exaltación del EUFEMISMO.

  Esto de no llamar a las cosas por su nombre para intentar mitigar o aliviar un problema o un mal, no es de ahora, viene de largo. George Orwell hace ya más de 60 años que lo manifestó muy bien en el texto de 1946 ”Politics and the English Language”, del cual extraigo esto:

  “In our time, political speech and writing are largely the defence of the indefensible. Things like the continuance of British rule in India, the Russian purges and deportations, the dropping of the atom bombs on Japan, can indeed be defended, but only by arguments which are too brutal for most people to face, and which do not square with the professed aims of the political parties. Thus political language has to consist largely of euphemism, question-begging and sheer cloudy vagueness. Defenceless villages are bombarded from the air, the inhabitants driven out into the countryside, the cattle machine-gunned, the huts set on fire with incendiary bullets: this is called pacification. Millions of peasants are robbed of their farms and sent trudging along the roads with no more than they can carry: this is called transfer of population or rectification of frontiers. People are imprisoned for years without trial, or shot in the back of the neck or sent to die of scurvy in Arctic lumber camps: this is called elimination of unreliable elements. Such phraseology is needed if one wants to name things without calling up mental pictures of them. Consider for instance some comfortable English professor defending Russian totalitarianism. He cannot say outright, “I believe in killing off your opponents when you can get good results by doing so.” Probably, therefore, he will say something like this:

  “While freely conceding that the Soviet regime exhibits certain features which the humanitarian may be inclined to deplore, we must, I think, agree that a certain curtailment of the right to political opposition is an unavoidable concomitant of transitional periods, and that the rigors which the Russian people have been called upon to undergo have been amply justified in the sphere of concrete achievement.”

  The inflated style itself is a kind of euphemism. A mass of Latin words falls upon the facts like soft snow, blurring the outline and covering up all the details. The great enemy of clear language is insincerity. When there is a gap between one’s real and one’s declared aims, one turns as it were instinctively to long words and exhausted idioms, like a cuttlefish spurting out ink. In our age there is no such thing as “keeping out of politics.” All issues are political issues, and politics itself is a mass of lies, evasions, folly, hatred, and schizophrenia….”.

  Bueno, pues esta mañana acabo de recibir la penúltima charla del Plan Prepara. Ahora, toda vez que ya sabíamos hacer un C.V. de la charla anterior, hoy le tocaba el turno a….

¡¡ LA ENTREVISTA DE TRABAJO !!

  Lo primero que ha hecho la monitora ha sido entregarnos un par de fotocopias entre las que se encontraba esta que acabo de poner, y que animo que amplíe el que quiera ver hasta dónde se pude llegar en esto de no llamar a las cosas por su nombre, simplemente, se puede llegar hasta mentir. Por lo que se ve, para las instituciones, en estos tiempos todo vale con tal de que la gente encuentre un trabajo y poder bajar las listas del paro. Yo entiendo que si uno tiene un defecto no lo va a decir en una entrevista de trabajo, y en todo caso si se te pregunta directamente, intentar limarlo o enmascararlo un poco. Pero eso es una cosa, y otra lo que se puede leer en la columna de la derecha de la fotocopia de arriba, donde en la columna “Di mejor”, se ve que nos recomiendan decir cosas como:

    – “Mi contrato finalizó” en vez de “Me despidieron”
    – “Teníamos puntos de vista algo diferentes” en vez de “Reñí con el jefe o con los compañeros”
    – “No tengo problemas de salud” en vez de “He estado enfermo de esto y de lo otro”
    – “Estoy seguro” en vez de “Me parece que”
    – “Ciertamente” en vez de “Tal vez”
    – “Sí” en vez de “Puede que sí”
 

  Igual la monitora pensaba que yo era uno de los más aplicados, ya que no paraba de coger notas. Cuando yo en verdad lo que estaba haciendo era escribir el borrador de lo que ahora estáis leyendo, ya que no quería irme de allí sin tan valioso material.

  Y la otra fotocopia que nos han dado, que no copio porque se ve muy mal, trataba de la “Reformulación Positiva”, que en sí no es otra forma, quizá más evolucionada, de eufemismo. Esto que transcribo, parte de lo que nos han dado, está sacado de la página del SAE, que podéis consultar aquí:

  “La Reformulación Positiva consiste en transformar lo negativo en positivo, convertir un punto débil en una ventaja y ver los problemas desde puntos de vista favorables”.

  Y aquí los ejemplos que vienen en la fotocopia:

  Falta de experiencia para el puesto.

  • Mayor capacidad de adaptación.
  • Mayor motivación.
  • Mayor facilidad para asimilar cosas nuevas.
  • La falta de experiencia la compenso con potencial.

  Fracaso en los estudios.

  • No fue un fracaso, era la inmadurez propia de aquella edad.
  • Tomé la decisión de dejar los estudios para ponerme a trabajar.
  • Gracias a eso soy ahora un buen profesional.

  No te ajustas al puesto.

  • No cumplo todas las condiciones, pero me siento capacitado para desarrollar sin problemas el tipo de trabajo, lo cual es un reto para mí.

  Aparentas Nerviosismo.

  • Cuando un asunto me importa mucho, no puedo evitar sentir cierta ansiedad por lograrlo.
  • Soy bastante transparente en mis sentimientos, y cuando estoy cerca de conseguir algo que deseo y para lo que estoy capacitado, no puedo evitar sentirme inquieto.

  Estás casado.(1)

  • Me ayuda a ser responsable y comprometido.
  • Es un compromiso responsable con otra persona, y esto me ayuda a serlo también en el ámbito laboral.

  Estás soltero.(1)

  • Me aporta mayor autonomía y disponibilidad.

(1) En qué quedamos, es mejor estar soltero, o estar casado ?.

  Y la charla continuaba, y yo seguía tomando notas, y la monitora seguía a lo suyo…

  “A ver, ya que más o menos sabemos cuáles son nuestros puntos fuertes y débiles, y cómo potenciar los primeros y ocultar, o limar al menos, los segundos, ya hemos llegado a la entrevista de trabajo en sí. Así que ahora quiero que me digáis si alguno de vosotros lo pasa mal o se pone nervioso en el momento de la entrevista”.

  Levantó la mano una chica, y dijo que sí, que ella se ponía muy nerviosa. Y este ha sido el culmen de todas estas jornadas, cuando la monitora, ni corta ni perezosa, nos ha dicho que lo mejor para evitar el nerviosismo es utilizar la técnica de la “respiración abdominal”, la cual se ha puesto a escenificar en persona:

  “Si yo respiro normalmente, como ahora, veis que lo que se me mueve es el pecho no?. Pues bien, la respiración abdominal consiste en una inspiración profunda hasta que se nos hinche el abdomen, y luego con la mano en el abdomen, vamos haciendo una espiración pero muy lentamente. Con esto conseguimos una interventilación, que llegue más oxigeno al cerebro y que la musculatura se relaje. Para ir practicándolo -no solo para la entrevista, ya que si esto lo practicáis en todo ámbito de vuestras vidas veréis como estáis mejor-, conviene empezar haciéndolo tumbado, luego pasáis a sentado y ya con más experiencia se consigue hacer de pie. Ojo, que la relajación muscular se consigue entre 5-8 minutos después de empezar a hacer la respiración, os lo digo para que empecéis a hacerla esos minutos antes de la entrevista”.

  Para cerrar la jornada nos dijo que “hacer entrevistas de trabajo es bueno, que cuantas más mejor, que aunque no nos interese el puesto, que vayamos, que uno va cogiendo experiencia/soltura para la siguiente”. Aquello a mí me pareció eso de hacer entrevistas por el deporte de hacer entrevistas. Supongo que para después poder rellenar el currículum poniendo los meses/años de experiencia en hacer entrevistas. Y ya se despidió con el siguiente consejo:

  “Así que aquí tenéis un montón de buenas ideas a la hora de aplicarlas en la entrevista de trabajo, y siempre, siempre, recordar ofrecer lo mejor de vuestra persona”.

  Cuando dijo eso de “ofrecer lo mejor de vuestra persona”, yo presté un poco de atención a la conversación que por lo bajini mantenían los dos que tenía a mi vera, por ver si intentaba sacar lo mejor sus personas, la cual discurría por estos términos:

     – Oye, cómo lo llevas, sigues con la chatarra ?
   – Ahí sigo, pero esto está cada vez peor. Pos no te piden ahora que hasta pa recogé chatarra te hagas autónomo
    – Qué diceee, po yo conozco un desguace de Fuengirola que ese no te pide na.
    – Y tú como vas, sigues con el tabaco?
   – A ve, en la barriada todos estamos en lo mismo, vendiendo tabaco(1), no hay otra.
 

  (1) Creo que sobra decir que donde venden el tabaco no es en un estanco precisamente.

  Nota: El mes que viene tengo ya la última charla del Plan Prepara, esta irá sobre “Psicotécnicos” y “Dinámicas de Grupo”. Seguid a la escucha.

Pd.: La cámara del SAE, bien gracias, allí sigue. Seguiremos informando.

Advertisements
This entry was posted in Miscellaneous. Bookmark the permalink.

7 Responses to La Respiración Abdominal y La Reformulación Positiva

  1. jose says:

    Ja,ja que buena la conversación de los dos colegas..

  2. Pablo says:

    La reformulación positiva la llevan aplicando aquí en Andalucía desde hace por lo menos 25 años y asín nos va priimooo, que zomo la leshe y nos tienen envidia en tos laos. que los estranjero están loquitos por venirze pacá a viví.

  3. monticruz says:

    El plan prepárate pa lo que te queda… que no vea lo que viene.
    saludos

  4. Mónica says:

    Buenísimo, Quique!!!!
    Estás hecho un reportero muy dicharachero -que, dadas las circunstancias, es más que loable. Gracias por el buen rato de surrealismo andalú, me muero de ganas de leer la próxima entrega de la saga “Plan Prepara”: el psicotécnico y las dinámicas de grupo, la cosa promete…
    Por cierto, la “reformulación positiva” es un buen eufemismo para “mienta usted como un/a bellaco/a”, no? Pero en fin, por lo menos os han enseñado la respiración abdominal, que es muy práctica; supongo que el chatarrero y el contrabandista de tabaco estarán practicándola a diario y no se pondrán nada nerviosos en sus próximas entrevistas de trabajo.
    Gracias por el post, besos
    Mónica

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s